Boric y Kast, ¿quiénes son los candidatos que van tras la presidencia de Chile?

Por ARN

Este domingo 19 de diciembre los chilenos definen en balotaje quién será el futuro presidente trasandino. Gabriel Boric es un candidato de izquierda, exlíder estudiantil, que podría convertirse en el jefe de Estado más joven en la historia del país es el favorito de las encuestas; José Antonio Kast es el candidato de la extrema derecha, confeso admirador del gobierno de Pinochet, enemigo del comunismo y propone un plan contra la migración que contempla la creación de un foso en la frontera.

Boric, el candidato presidencial que se forjó en las movilizaciones estudiantiles 

El candidato de la coalición Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, fue la sorpresa cuando venció en las primarias al favorito de las encuestas y candidato del Partido Comunista, Daniel Jadue. “Si Chile fue la cuna del neoliberalismo, también será su tumba”, aseguró Boric en sus primeras palabras como candidato presidencial de la izquierda, en la noche del 18 de julio. En la primera vuelta del 21 de noviembre obtuvo el 25,8% de los votos (1.814.809 personas).

El aspirante más joven a la presidencia tiene 35 años, tuvo una activa militancia estudiantil y fue uno de los voceros de la Confederación de Estudiantes de Chile en 2011. Llegó a presidir la Federación de Estudiantes Universitarios de Chile. Las movilizaciones estudiantiles lo catapultaron a la escena nacional del país y en marzo de 2014 asumió el cargo de diputado que renovó en las elecciones de 2017.

Viene desde el sur, de la región de Magallanes y Antártica Chilena. Recuerda que cuando fue a Santiago de Chile para estudiar derecho le costó adaptarse y por eso reivindica su origen.

Su bisabuelo, Juan, llegó a fines del siglo XIX desde Croacia. Su tío abuelo Vladimiro fue el primer obispo diocesano de Punta Arenas, y su padre, Luis, fue militante de la Democracia Cristiana.

Gabriel Boric es egresado de la carrera de Derecho por la Universidad de Chile y dirigente de Convergencia Social, un partido de izquierda fundado en 2018. Mientras estudiaba en la facultad, fue ayudante de las cátedras de Historia Institucional de Chile, Teoría de la Justicia y Derecho Internacional de los Derechos Humanos. Las movilizaciones estudiantiles lo catapultaron a la escena nacional del país. 

En marzo de 2014 asumió el cargo de diputado, el que renovó en las elecciones de 2017. Ya como legislador, participó del “Acuerdo por la Paz Social y la Nueva Constitución”, firmado el 15 de noviembre de 2019, un mes después de los hechos conocidos como el “estallido social”, que fue la base para que luego se convocara a la elección de una Convención Constitucional.

Poner su firma en ese documento fue de las cosas más duras que le tocó hacer, reconoció el candidato. Boric participó en esas manifestaciones y recordó que se formó “en las marchas y en los paros”.

TOC

En octubre de 2018, Boric estuvo dos semanas en el Hospital Psiquiátrico de la Universidad de Chile para tratar su Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC).

Decidió hacer pública esta situación para ser transparente y explicar por qué había estado internado. “En qué tipo de sociedad vivimos, que no solo nos enfermamos de algo que no podemos decir, sino que el trabajo te genera un nivel de presión donde la vida se vuelve rutinaria”, dijo ese año.

En el diario El Mercurio le preguntaron por las características de su TOC: “Cada vez que entro a mi pieza, tengo que pestañear cuatro veces. O tengo que girar cuatro veces la perilla. Y me cuesta mucho escribir. Es difícil de explicar, pero si escribo de tal manera, tengo que rellenar”.

Kast, el candidato de la extrema derecha 

Mientras los canales de televisión anunciaban los sorpresivos triunfos de Gabriel Boric (izquierda) y Sebastián Sichel (centroderecha) en las elecciones primarias el 18 de julio de este año, el líder del derechista Partido Republicano, José Antonio Kast, oficializaba su candidatura para las presidenciales desde su cuenta de Twitter.

“Para recuperar el trabajo. Para defender a las PYMES (Pequeñas y Medianas Empresas). Para proteger a los chilenos. Para derrotar al comunismo”. Esa fue la carta de presentación de Kast ese día.

Con 55 años, es abogado, fue diputado y militó durante muchos años en la Unión Demócrata Independiente (UDI). Kast fue candidato en las elecciones de 2017. En esa ocasión obtuvo el 7,93% de votos, lo que representó el apoyo de más de 523 mil chilenos.

En la primera vuelta del domingo 21 de este año, Kast se ubicó en primer lugar con el 27,9% de los votos (1.961.122 personas).

El candidato republicano reivindica, sin complejos, el legado del dictador Augusto Pinochet, al punto que en la última campaña electoral dijo que “sacando todo el tema de los derechos humanos” la dictadura chilena (1973-1990) fue más importante “para el desarrollo del país” que el primer gobierno de Piñera, entre 2010 y 2014.

También respeta a rajatabla los principales lineamientos programáticos de líderes derechistas como Jair Bolsonaro y agrupaciones políticas como Vox de España: es contrario a la despenalización del aborto y el matrimonio igualitario, menciona de manera recurrente el “plan globalista de George Soros” y ha presentado proyectos para frenar el ingreso de inmigrantes (en la última campaña propuso cerrar la frontera con Bolivia) y habló de hacer una “zanja” en la frontera.

El origen de la familia Kast

Su padre, Michael Kast Shindele, llegó a Chile en diciembre de 1950, con 26 años. Había sido combatiente del ejército alemán en la Segunda Guerra Mundial, cayó en manos del ejército estadounidense y en 1945 logró escapar de la prisión en Italia. Cruzó los Alpes y llegó a su pueblo, Oberstaufen, en el sureste de Alemania, donde conoció a su esposa, Olga Rist Hagspiel.

Se casaron ese mismo año y tuvieron dos hijos en Alemania, Bárbara y Miguel. Ya en Chile tuvieron otros ocho hijos, incluyendo a José Antonio, que nació en 1966.

Miguel Kast (1948-1983) es el hermano más conocido de José Antonio, al punto que todavía hay una fundación que lleva su nombre. En 1971 ganó una beca de la Fundación Ford para estudiar un postgrado en el Departamento de Economía de la Universidad de Chicago, donde conoció a varios economistas chilenos.

Este grupo de “Chicago boys” formados con Milton Friedman ocuparon luego cargos destacados durante la dictadura militar de Augusto Pinochet. Miguel estuvo en la Oficina de Planificación Nacional, en 1980 asumió como ministro de Trabajo y en 1982 fue designado presidente del Banco Central.

Murió de cáncer en 1983, con 35 años. Joaquín Lavín, exprecandidato del oficialismo, escribió su biografía en 1986, llamada “Miguel Kast: Pasión de vivir”.

A comienzos de diciembre, la agencia AP publicó una investigación que mostraba una tarjeta de identidad que mostraba el registro del Partido Nazi de un hombre llamado Michael Kast (nombre del padre del candidato) con una fecha y lugar de nacimiento coincidentes.

Esto llevó a que Kast afirmara que él y su familia aborrecen a los nazis.

Especial ARN segunda vuelta presidencial en Chile

Compartir
Facebook
Twitter
LinkedIn
lo último

Flor de posicionamiento

Por Leonardo Agustín Motteta La comunicación política, como disciplina y oficio, es un ámbito de muchos interrogantes. Todos quienes estamos

La campaña del único candidato

El mandato de Porfirio Díaz es uno de los sucesos más importantes de la historia política en México, pues durante