Enfrentar a Rodolfo Hernández en una segunda vuelta es el “peor escenario” para Petro

Por ARN

Uno envió un mensaje al país desde el Salón Rojo de mil metros cuadrados del Hotel Tequendama en Bogotá y el otro desde la cocina de su casa en Bucaramanga. Los primeros discursos de Gustavo Petro (Pacto Histórico) y Rodolfo Hernández (Liga de Gobernantes Anticorrupción) de cara a la segunda vuelta presidencial en Colombia no podían ser más distintos.

Con el 40,3% de los votos, Petro apareció en uno de los principales salones del hotel para afirmar que faltan un millón de votos para ganar la elección; que este domingo se acabó la “era” de los partidos tradicionales de derecha y que ahora la disyuntiva de cara al 19 de junio es: “suicidarnos o avanzar”.

Un rato antes de que hablara Petro, lo hizo Hernández desde su casa (por motivos de seguridad, según comentó) señalando que venía para acabar con la “politiquería y corrupción”. Hernández fue la sorpresa de la noche de este domingo al obtener el segundo lugar con el 28,1% de los votos. Venía creciendo en las encuestas, pero no estaba seguro de que podría vencer a Federico Fico Gutiérrez (de la coalición Equipo por Colombia), que tenía el apoyo del gobierno. Pero con su discurso anticorrupción como principal bandera, sin grandes actos masivos y faltando a varios debates, Hernández pasó a segunda vuelta y se muestra confiado en que ganará: “Vamos a sacar 12 millones de votos y va a ser aterrador”.

Esta segunda vuelta entre dos candidatos tan distintos es el “peor escenario para Petro”, evaluó Daniela Castillo, politóloga por la Universidad del Rosario, con una maestría en Derechos Humanos y Justicia Transicional de Ulster University. “Petro esperaba tener a Fico de contrincante y es más fácil seguir y fortalecer el discurso del continuismo de las elites, del uribismo, de lo mismo de siempre. Con Rodolfo cambia el escenario y tiene que cambiar el discurso”, evaluó en diálogo con ARN horas después de las elecciones.

Comentó que en el discurso que dio en la noche de este domingo, Petro ya no habló del “continuismo” que significaba Fico Gutiérrez, quien se perfilaba como el competidor en segunda vuelta.

Ahora habla de “suicidio o avanzar, de que él representa el cambio y real y el cambio con justicia social”. Opinó que deberá “fortalecer esa narrativa” ante un contrincante que es “muy difícil de descifrar: un día dice sí y un día dice no”. Señaló que Hernández no se define ni de izquierda ni de derecha y hasta tiene algunos puntos del programa que tienen contacto con la centroizquierda. “Petro tendrá que tomar el camino y atacar a Rodolfo por sus líos legales. Tiene 33 investigaciones por acoso laboral, por agresión, un proceso penal por corrupción”.

Hernández se presenta con un discurso que ha sido señalado como populista. Durante la campaña para la primera vuelta utilizó las redes sociales, en especial TikTok, para plantear a grandes rasgos sus propuestas que pasan por hacer recortes presupuestales (cerrar embajadas y reducir sueldos a asesores, por ejemplo), o construir viviendas de bajo costo para los colombianos pobres.

“Podría decirse que el exalcalde de Bucaramanga está hoy en segunda porque la jugó como nadie en el mundo digital, pero sobre todo en una red social que hasta el año pasado era inexistente en el campo político colombiano. Su campaña se fue cocinando, hasta hervir, en Tik Tok. Es cierto que también se movió hábilmente en otras redes, pero nadie lo hizo como él en TikTok”, escribió este lunes en el diario El Tiempo, el periodista Diego Santos.

El barco lleno y el barco vacío

Castillo, en tanto, apeló a la imagen de un barco lleno y un barco vacío para explicar la situación en la que arrancan esta segunda vuelta Petro y Hernández.

Dijo que Petro, para esta primera vuelta, “hizo todas las alianzas” posibles y “movió todas sus fichas”. “Petro tiene el barco lleno. Él está muy cerca de su techo electoral y tiene que conseguir dos millones de votos”, afirmó. Este domingo, Petro recibió 8.527.768 votos, medio millón más que en la segunda vuelta de 2018.

En el caso de Hernández, su barco “está vacío”. “Nadie sabe quién gobernaría con él. No ha hecho alianzas. Estuvo solo, no ha tocado su techo electoral y tiene la oportunidad de aumentar de manera más fácil su votación”. Hernández sacó casi seis millones de votos. Gutiérrez, que obtuvo cinco millones de votos, anunció que lo apoyará. Queda saber qué pasará con los casi 900 mil votos de Sergio Fajardo, de la Coalición Centro Esperanza, organización que este lunes dejó en libertad de acción a sus integrantes para la segunda vuelta.

La mayoría de la derecha se pondrá detrás de Hernández, dijo la politóloga. Lo seguirán los que tienen la lógica “todo menos Petro”. Por eso, no les va a importar el programa o los discursos que haga Hernández, agregó.

El también politólogo Juan Carlos Rodríguez dijo que no es del todo válido “extrapolar” los resultados de primera vuelta para la segunda. “Pero sí parece hoy más difícil el panorama para Petro. De hecho, el ambiente entre los petristas después de los resultados parecía más de duelo que de celebración. Sin embargo, creo que es apresurado dar por ganador a Hernández, como algunos están haciendo hoy”, agregó en conversación con ARN.

Rodríguez afirmó que Petro es el “menos outsider” de los dos y se debe presentar en esta campaña como la persona que hace una “propuesta responsable y proyectar la imagen de estadista”.

Castillo dijo que la ciudadanía colombiana está “cansada” de los extremos y Hernández “se vende como una alternativa a eso”. Pero eso es “una fachada, una estrategia que maneja” porque Hernández “pertenece a una política tradicional con un discurso que ha cautivado a indecisos”.

El que gane la segunda vuelta el 19 de junio tendrá un “reto importante”, afirmó. “El congreso que elegimos es más plural y por eso el ganador tendrá el reto enorme de unir al país”.

Compartir
Facebook
Twitter
LinkedIn
lo último

Flor de posicionamiento

Por Leonardo Agustín Motteta La comunicación política, como disciplina y oficio, es un ámbito de muchos interrogantes. Todos quienes estamos

La campaña del único candidato

El mandato de Porfirio Díaz es uno de los sucesos más importantes de la historia política en México, pues durante