México: 2022 el año de la supervivencia de la oposición en la carrera a la sucesión presidencial

Por José L. Mendoza De Anda

México tendrá elecciones en seis estados: Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Tamaulipas y Quintana Roo, donde principalmente existen tres opciones políticas para alcanzar la gubernatura en cada estado, Coalición Va Por México (PRI-PAN-PRD), Coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PVEM) y Movimiento Ciudadano.

Cada opción política que tienen los ciudadanos en esta elección representa en cierta medida los constructos sociopolíticos que se han establecido a partir del 2018, donde la ciudadanía ha ido optando por nuevas formas de gobierno y de representación en el propio sistema político mexicano.

Dentro de la contienda estas configuraciones políticas que se han ido solidificando permean el ánimo social, por lo que Morena y aliados se preparan para continuar siendo punta de lanza en la mira de la carrera presidencial, puesto únicamente hay que echar una mirada a las dos elecciones (2018 y 2021) para comprender que en el 2024 siguen siendo los favoritos para ganar la contienda.

Esto tiene preocupados a los partidos de “oposición”, quienes han decidido unirse en una alianza que comenzó como una puerta legislativa pero que al final se estableció para encabezar cinco de las seis candidaturas a gobernador que están en juego. 

La coalición Va por México es un ejemplo de unidad política más allá de una ideología, puesto como lo afirma el consultor internacional, Antonio Sola, “las ideologías políticas han muerto”, una vez que vemos al PRD (izquierda), al PRI (centro) y al PAN (derecha), lo que a su vez nos permite una pluralidad de ideas que logre convocar a más ciudadanos, sin embargo, no podemos perder de vista, que estos mismos partidos son los que históricamente han sido los más castigados por la ciudadanía.

Luego tenemos un partido que representa la tercera vía democrática, un pensamiento político centrado en el progreso y el encausamiento de políticas sociales; dogma que por lo menos en México no había sido conquistado y que, gracias a Movimiento Ciudadano que presentó una opción fresca busca ahora ser referente.

El partido de Dante Delgado pinta como el menos favorito para conquistar terreno en las próximas elecciones, inclusive creyendo que pueden replicar el modelo de Samuel García, gobernador de Nuevo León para su beneficio, olvidando que hoy por hoy la ciudadanía busca perfiles, quiere que en la inmediatez hacer ese match, y eso no se logra tropicalizando una campaña, sino trabajando en la imagen de sus candidatos, y hoy Movimiento Ciudadano está muy lejos de conquistar a sus “medias naranjas”.

Morena y aliados se perfilan como una de las opciones preferidas por el electorado, así mismo, los perfiles que seleccionaron, tal vez con algo de polémica, permiten pensar que el barco va encaminado a conquistar por lo menos cuatro de las seis gubernaturas en disputa, escenario que permitiría sentar las bases para el proyecto de transformación nacional que desde el 2018 está en marcha con Manuel López Obrador a la cabeza.

Cada partido ya ha definido quienes encabezarán las candidaturas rumbo a la gubernatura de cada estado, por lo que solo queda esperar el proceso de campaña que arranca en marzo y concluye la primera semana de junio. 

Los estados en disputa pertenecen actualmente a estas corrientes políticas: Aguascalientes (PAN), Durango (PAN-PRD), Hidalgo (PRI), Oaxaca (PRI), Tamaulipas (PAN) y Quintana Roo (PRD). 

Aguascalientes es una de las últimas joyas panistas. Es uno de los estados más conservadores de México, por lo que dentro de la Coalición Va por México se decidió que fuera la panista, con Teresa Jiménez quien encabezará la candidatura, lo que le permitiría a Acción Nacional no perder su bastión y desde aquí configurar la estrategia de avanzada a la elección presidencial. 

En Durango la competencia pinta mucho más cerrada para la Coalición Va por México, puesto aún y cuando el estado es panista, Acción Nacional se ha debilitado considerablemente. Inclusive, la candidata Patricia Flores de Movimiento Ciudadano, quien por años fue la más cercana del expresidente Felipe Calderón viene a debilitar aún más a los albiazules, por lo que Durango pinta para vestirse con los colores de Morena si es que el voto popular les favorece.

Hidalgo es uno de los bastiones priistas. Por décadas el Revolucionario Institucional ha controlado la vida y obra de la política estatal. Por naturaleza se espera que el partido tricolor en el estado realice una maniobra de 360 grados, donde no permita la incorporación de intereses externos y donde se cuide todos los frentes, una vez que existe el miedo latente de que desde la cabeza de gobierno se pacte una alianza con Morena.

Carolina Viggiano, esposa del exgobernador de Coahuila, Rubén Moreira, y actual secretaria general del PRI nacional es la favorita para llevarse la gubernatura, por poco detrás de ella se encuentra el senador con licencia, Julio Menchaca quien es de las voces más cercanas al presidente y al partido mismo, puesto que el legislador fue el encargo en el 2021 de negociar las candidaturas, por lo menos en Nuevo León.

Oaxaca, uno de los estados con más necesidad social que existen en México, con una composición compleja, con dificultades económicas que lo posicionan como uno de los estados más pobres; en política, no es muy diferente el tema.

Un estado con hambre de justicia social se va perfilando para que sea Morena quien gobierne a partir de junio próximo, puesto que el estado es el perfecto escenario para llevar los proyectos de la cuarta transformación. Aquí, López Obrador y su partido tienen el gran grueso de control popular, una vez que los programas sociales de la federación se concentran en el centro y sur del país. Por lo que Morena con Salomón Jara son favoritos para llevarse el carro completo.

Tamaulipas, un estado que el PAN logró arrebatar al PRI, que se ha convertido en la presente elección en la joya de la corona. Quien conquiste el estado norteño asegura la sobrevivencia del 2024.

La asunción de Cesar El Truco Verástegui, trae la oportunidad de salir bien librado el actual gobierno. Debemos recordar que hace meses el gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca ha sido acusado de un sinfín de delitos, de los cuales no se le ha imputado alguno, todavía.

Esta crisis política ha sido aprovechada por Morena y aliados, quienes en 2021 lograron conquistar el poder legislativo de Tamaulipas, por lo que se empieza a visualizar una tendencia a favor del partido del presidente lo que provoca que sea el doctor Américo Villarreal la carta fuerte de los guindos, aún y cuando dejaron afuera a Maki Ortiz, la mujer que le hizo frente a Cabeza de Vaca.

En Tamaulipas se define todo, Morena está muy cerca de concretar la jugada perfecta para gobernar el norte y poder expandir la 4T. Es tarea del PRI-PAN no permitirlo.

En Quintana Roo hoy está más latente que nunca que sea Morena quien gobierne, partiendo de que el partido del presidente de la mano de la alcaldesa, Mara Lezama, tiene el control del estado. 

Tenemos un factor sorpresa, el actor, empresario, influencer y ahora político, Roberto Palazuelos, fue ungido por Movimiento Ciudadano para luchar por la gubernatura. El “diamante negro” puede fragmentar el voto, la política del entretenimiento puede ser el rescate de Movimiento Ciudadano.

La carrera apenas inicia, quienes se pintan como favoritos deberán ser cautos; quienes están luchando por avanzar deberán ser astutos; los que están fuera de la jugada no deben bajar los brazos. A tres meses de la elección el panorama sigue siendo incierto. Una lucha de poder por el poder.

José L. Mendoza De Anda (México) es licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la Universidad Autónoma de Nuevo León. Maestrante en Administración Pública. Consultor político en Nuevo León. 

Twitter: @PepeMendozaMx

Compartir
Facebook
Twitter
LinkedIn
lo último

Flor de posicionamiento

Por Leonardo Agustín Motteta La comunicación política, como disciplina y oficio, es un ámbito de muchos interrogantes. Todos quienes estamos

La campaña del único candidato

El mandato de Porfirio Díaz es uno de los sucesos más importantes de la historia política en México, pues durante