Revocatorio de mandato de López Obrador se convirtió en “jornada histórica” para la democracia

Por ARN

El revocatorio de mandato del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en el que el jefe de Estado recibió más del 90% de respaldo para que siga en el gobierno, fue un hecho histórico, según evaluaron los consultores políticos mexicanos Javier Sánchez Galicia y Edna Laura Huerta. 

Sánchez Galicia y Huerta participaron este martes de un nuevo conversatorio en Twitter Spaces organizado por la Agencia Regional de Noticias (ARN) y la revista de comunicación política Relato

El domingo, se realizó en México un revocatorio de mandato a López Obrador, una iniciativa impulsada por el propio presidente. Para que fuera vinculante, debía votar al menos el 40% del padrón electoral. En la jornada votó el 17,7%. El 91% de los que lo hicieron respaldaron al presidente. 

Sánchez Galicia y Huerta analizaron los resultados y sus impactos sobre el tablero político nacional, las próximas elecciones regionales y el segundo tramo del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Al comienzo de la charla, Sánchez Galicia evaluó el proceso político del revocatorio desde cuatro premisas: el impulso de un acto democrático inédito para el país, que durante muchos años se caracterizó por un “sistema de partido único de hegemonía partidaria; el acto “ególatra” de un presidente que quiere mostrar el “músculo” de su buena aprobación (una encuesta del Financial Times lo ubicó como el segundo mandatario mejor evaluado del mundo, después del primer ministro de la India); una expresión de un “discurso populista”, o como parte de una estrategia de comunicación política que termina dejando al presidente AMLO como un excelente estratega.

Huerta, en tanto, colocó a la revocación de mandato como “un antes y un después” en la historia mexicana, en tanto “derecho conquistado por la ciudadanía”. “Fue un avance para la historia de la democracia en México”, manifestó la analista en su primera intervención.

Crecimiento

Sanchez Galicia afirmó que la primera propuesta de revocación de mandato la hizo el presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018), aunque la puso sobre la mesa “sin interés en que se concretara”. A mitad de su mandato, en 2015, Peña Nieto enfrentaba algunas de las peores denuncias de corrupción de su gestión (la “casa blanca” en Las Lomas, por ejemplo) y su aprobación estaba a la baja por la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, recordó el analista.

La situación de AMLO es diferente que la de su antecesor. Sánchez Galicia dijo que en la anterior consulta popular de agosto del 2021 (en la que se preguntó por un juicio a los expresidentes) votó poco menos que el 8% del padrón y este domingo en el revocatorio la cifra subió a casi 18%. “Estamos hablando que hay un proceso de crecimiento en torno a los ejercicios” de democracia directa, evaluó el consultor.

Huerta coincidió en que no se puede comparar el proceso de revocación de mandato con la elección del 2018, que llevó a AMLO a la presidencia tras dos intentos falliidos,  ya que este domingo la autoridad electoral, el INE, solo colocó un tercio de las casillas que las que había habilitado en aquella instancia.

En cuanto a la estrategia electoral, Sánchez Galicia definió a AMLO como un presidente “a prueba de balas” por el apoyo popular que tiene “más allá de los resultados” del revocatorio. El académico dijo que en la base social de AMLO hay un fuerte componente “clientelar”, en el sentido que son personas que de manera directa o indirecta son beneficiados por los programas sociales del gobierno.

Eso se ve reflejado, según dijo, en la buena votación que obtuvo en la región sureste del país, en estados como Tabasco y Oaxaca, donde hay una “presencia importante” de Morena. “El presidente sabe cómo jugar este juego y está jugando”, respondió Sánchez Galicia.

Incidencia en las elecciones regionales

Huerta evaluó que los resultados del referendo revocatorio “marcarán la recta final” de la presidencia de AMLO y tendrán incidencia en las próximas elecciones regionales. Para la izquierda mexicana, según dijo, se abren ciertas “alertas” en relación a cómo movilizar sectores sociales más allá del núcleo duro de Morena (el partido de gobierno), más allá de cómo se hayan comportado los organismos electorales y las particularidades de una elección que se llevó a cabo en el arranque de la Semana Santa. En particular, mencionó la necesidad de “ajustar las tuercas” en materia organizativa. “Creo que aquí faltó un poco más de organización, esa es una parte medular que podemos reflexionar sobre este domingo”, reflexionó.

Sánchez Galicia ubicó al proceso de revocación del mandato como parte de una estrategia de “polarización política” de AMLO. “Al presidente le gusta polarizar, dividir, poner las cosas en blanco y negro”, sintetizó el académico, quien citó textos de la politóloga argentina María Esperanza Casullo sobre el populismo y el uso de ese “lenguaje polarizador”,

“Ella habla del líder mítico que se pone del lado del pueblo contra el adversario que está en contra del pueblo”, dijo Sánchez Galicia, quien recordó, como por si acaso, que los expresidentes Hugo Chávez y Evo Morales apelaron desde el gobierno a la herramienta de revocación de mandato. Este fenómeno, según dijo, tampoco es exclusivo de las izquierdas, ya que también apelan a la polarización como estrategia presidentes derechistas como Donald Trump o Jair Bolsonaro.

Huerta, por su parte, recordó que el revocatorio fue uno de los compromisos de campaña de AMLO en la elección que lo llevó al gobierno y el cumplimiento de esas promesas son una parte central de su estrategia política. “Una de las estrategias de AMLO es resaltar que se cumple con una promesa de campaña, esa parte es fundamental tenerla en cuenta”.

En cuanto al resultado del revocatorio y las próximas elecciones regionales, Sánchez Galicia destacó que en los estados de Tabasco y Oaxaca, el presidente y Morena tienen un promedio de aceptación de 80%-81%. En esos lugares y también en Quintana Roo, según el analista, para el oficialismo asociar los candidatos regionales con la figura presidencial es “positivo”. Además pronosticó que en el caso de Hidalgo pesará mucho qué suceda con la reforma eléctrica que promueve el gobierno.

En los estados ubicados al norte de ciudad de México (Chihuahua, Durango y Tamaulipas) las chances de Morena son menores y aumentan las posibilidades de ganar de los partidos de la oposición (PAN, PRI), aseguró el consultor político.

Punto para el presidente

Sánchez Galicia y Huerta coincidieron en que el revocatorio de mandato se convirtió en una “jornada histórica” para la democracia mexicana, en particular para las nuevas generaciones que ahora saben que cuentan con ese derecho.

“Ante las ausencias, cualquier presencia es notoria. En este caso, ante la ausencia de democracia cualquier presencia o esfuerzo democrático termina siendo notorio, entonces sí es algo que va a pasar a la historia y es un ejemplo de democracia. Creo que sí, que se anotó un punto importante el presidente”, resumió Sánchez Galicia.

A su turno, a modo de cierre, Huerta reflexionó: “Yo también creo que va a pasar a la historia la revocación de mandato. Realmente veo un impacto hacia las nuevas generaciones, que ahora saben que la ciudadanía puede quitar a un presidente, un senador o gobernador. Esa es la victoria, que los ciudadanos tienen ahora conciencia de que pueden usar esta herramienta”.

Compartir
Facebook
Twitter
LinkedIn
lo último

Flor de posicionamiento

Por Leonardo Agustín Motteta La comunicación política, como disciplina y oficio, es un ámbito de muchos interrogantes. Todos quienes estamos

La campaña del único candidato

El mandato de Porfirio Díaz es uno de los sucesos más importantes de la historia política en México, pues durante